Begoñako Andra Mari
Bizkaiko zaindari

El himno (compuesto en euskera) en honor a la Virgen de Begoña, patrona del Territorio Histórico de Bizkaia, es la manifestación popular y jubilosa de agradecimiento del pueblo a la Madre de Dios. Las celebraciones más importantes finalizan entonando esta canción.

Reproducir vídeo
Himno

Nuestra Señora de Begoña,
patrona de Bizkaia;
tus hijos amados
vamos a ti cantando.

Los fieles marineros
tienen en ti su nido;
el pastor del monte
mira siempre hacia ti.

Te rezan
obreros y mineros.
Eres la luz
para ricos y pobres.

Madre amada,
acoge y cuida por siempre
a los hijos de Bizkaia
de puro y limpio corazón.

Nuestra Señora de Begoña,
patrona de Bizkaia;
tus hijos amados
vamos a ti cantando.

Letra: Claudio Gallastegi
Música: Arturo Intxausti

Ereserkia

Begoñako Andra Mari
Bizkaiko zaindari.
Zure seme maitaleak
zugana kantari.

Itsas gizon sinesdunak
zugan dabe kabi
artzain gaixo menditarrak
zugan euren begi.

Lugin eta langileak
zuri otoilari.
Aberatsak ta txiroak
zaituela argi.

Ama maite bihotzeko
bigun eta garbi.
Bizkaiko seme-alabak
hartu ta zain beti.

Begoñako Andra Mari
Bizkaiko zaindari.
Zure seme maitaleak
zugana kantari.

Hitzak: Claudio Gallastegi
Musika: Arturo Intxausti

Compositores

Arturo Intxausti (1892 – 1986), organista de la iglesia San Antón de Bilbao, musicalizó las cuatro estrofas escritas por el párroco del templo, Claudio Gallastegi. 

El organista, nacido en Begoña, contribuyó de manera prolongada y generosa al esplendor del culto en la villa de Bilbao. Desde los 14 años acompañaba en la Salve en el órgano de Begoña y hacía las veces de maestro de capilla. En 1922 le nombraron organista y Maestro de Capilla de San Antón. Tras el Concilio Vaticano II y la desaparición de los cantos en latín, Intxausti compuso “Meza euskeraz” y varios villancicos como el “Polit ederra”, con letra de Claudio Gallastegi. Esta misma pareja también fue autora del conocido himno a la Amatxu de Begoña.

En 1969 culminó en San Antón una reparación en la que desaparecieron múltiples retablos. Entre ellos, el Altar Mayor y el de la Virgen de Begoña. En el vacío dejado por este retablo se instaló un sobrio altar de piedra y en la pared una bella talla del escultor Larrea, años más tarde policromada, fiel reproducción de la imagen del Santuario de Begoña. Sobre la pared se puede leer la inscripción “Virgen de Begoña, patrona de Bizkaia” (Begoñako Andra Mari Bizkaiko zaindari). De ahí brotó la inspiración del párroco de San Antón y escribió las cuatro estrofas en euskera, a las que puso ritmo de Zortziko el organista.

Intxausti falleció el 18 de noviembre de 1986. Al día siguiente se celebraron sus exequias en la iglesia que tanto quiso y sirvió, en San Antón. En el momento de la ofrenda, su viuda, Sara Fuertes, presentó el nombramiento episcopal expedido en 1922 a favor de Arturo para la plaza de organista y Maestro de Capilla de la parroquia San Antonio Abad.

Consagración a la Virgen de Begoña

¡Oh Virgen de Begoña, Señora y Madre Nuestra!
Yo me ofrezco del todo a Ti;
y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día
mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi  corazón,
en una palabra, todo mi ser.
Ya que soy todo tuyo, ¡oh Madre de Bondad!
Guárdame y defiéndeme  como cosa y posesión tuya.

AMÉN

NUESTRA COMUNIDAD