Es por todos conocida la gran devoción de Bilbao y Bizkaia a la Virgen de Begoña, cuya festividad se celebra el 11 de octubre. Tanto en este día como el 15 de agosto, acuden a la Basílica de Begoña miles de peregrinos desde todos los rincones de Bizkaia, algunos caminando toda la noche, para ponerse a los pies de su Amatxu.

Ya en Bilbao, desde el Casco Viejo subiremos hasta Begoña por las escaleras de las Calzadas de Mallona. El templo permanece abierto toda la noche para que los peregrinos que van llegando, recen la Novena y acompañen a la Amatxu de Begoña. Además, se celebran misas cada hora, destacando la Misa mayor a las 12 del mediodía del 15 de agosto, celebrada por el Obispo y a la que asisten las autoridades de la Villa de Bilbao.

La jornada festiva se completa con la visita a los puestos de recuerdos y estampas de la Virgen de Begoña y reponiendo fuerzas en las txoznas en las que se sirven los tradicionales txakoli, talo y las clásicas rosquillas.

Los mantos de la Virgen

Según los escritos, la Virgen de Begoña fue revestida por primera vez a comienzos del siglo XVI.

A la talla se la suele identificar con el manto blanco con el que se la reviste en agosto, precediendo a la festividad de la Asunción de María. Sin embargo, a lo largo del año litúrgico se la reviste en otras dos ocasiones. En Pentecostés se le coloca un precioso manto de terciopelo granate, mientras que el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, se le coloca un hermoso manto celeste.

MISAS EN DIRECTO

Domingos a las 10:00h. Retransmisión de la misa en el canal de YouTube.

NUESTRA COMUNIDAD